Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

15 nov. 2017

Imaginar, Extrañar, añorar...



Nunca me imaginé que se podía echar así de menos.

Extrañar nuestras complicidades…
Añorar nuestras conversaciones…
Echar de menos nuestras bromas…

Nunca imaginé que me harías tanta falta.

Extrañar las caricias…
Añorar las miradas…
Echar de menos los susurros.

Nunca imaginé que estaría sin ti.

Extrañar el calor de tu piel…
Añorar nuestros sonidos…
Echar de menos nuestros momentos.

Nunca imaginé que tuviera tantas ganas de tenerte,
Tú….
Si, tú que me lees y que sabemos que algún día llegarás.

27 oct. 2017

Situación actual:



Si… He vuelto a desaparecer.
Sin duda mi blog es el reflejo de un pensamiento, estado y de emociones… y cuando no son buenas, a veces prefiero no compartirlas.
Hastío máximo, eso es lo que siento.
Ha llegado un punto donde reconozco que me da mucha pereza cualquier cosa que tenga que ver con tratar con personas (vamos a resumirlo a sumis@s) del mundillo.
Me cansa mucho tener una y otra vez las mismas charlas, y ver una y otra vez los mismos comportamientos. Frases hechas que ya no son más que un reflejo de una fantasía y que pocos (por no decir ninguno) están dispuestos a cumplir.
Y me aburre… Si, soberanamente.
Sumisos que exigen que te esfuerces en contactar con ellos… (Ni que tuviera obligación de algo).
Otros que no hacen más que “regalarte el ojo” y desaparecen durante semanas para volver a contarte cuanto te han echado de menos.
Y otros que simplemente se cabrean cuando se dan cuenta de que no vas a sesionar a los dos días de haberos conocido en un chat.
Por no hablar de los que se espantan cuando dices que tienes pareja y es Dominante. Parece que es complicado entender que no hay pq compartir (o más bien su pajilla pensando en ello les estimula demasiado como para reconocer que les encantaría).
Así que sí… Estoy muy aburrida. No me apetece conectarme en chats  y apenas entro en foros, poco hay que leer ya que merezca la pena.
Mi vida bedesemera, hoy por hoy se reduce al twitter… y con tanto “puchi”, hasta de eso se me quitan las ganas.
Y una ya es mayorcita para saber lo que quiere… Y no es perder el tiempo con quien no lo merece.

12 sept. 2017

Cuestion del nicks



Antes de empezar las “vacaciones cyberneticas”, en una de mis visitas a mazmorra me abrió un privado un nick femenino.
Lo más normal suele ser que detrás de ese nick haya un hombre, bien con una fantasía de feminización o simplemente buscando un rato de calentón (Deben pensar que siendo mujer es más fácil conseguirlo).
Después de un rato de conversación bastante correcta, la “supuesta chica” me preguntó que si me estaba creyendo algo de lo que hablábamos y la verdad… es que no.

Ya cuando entras en un chat, lo haces con el muro de defensa bien levantado, sabiendo que la mayoría van en busca de pasar un buen rato y que dirán cualquier cosa para conseguirlo, así que una ya ha desarrollado sus propias armas para evitarlos.
No puedo decir que en aquella conversación hubiera habido algo que me pudiera hacer sospechar que al otro lado de la pantalla no había una mujer, pero tampoco nada que me lo confirmara… Así que como a otros tantos le dije que ya nos encontraríamos por el chat y seguiremos charlando.

Pero llegó el verano… y no entre más al chat. 

Y con esta introducción… ahora mi planteamiento:

A estas alturas los que lleváis tiempo leyéndome, sabéis que aunque todo lo que he tenido hasta ahora han sido sumisOs, no tengo preferencia por un genero u otro… Simplemente ha sido casualidad y afinidad a la hora de tratar con ellos.

¿O no?
¿Será que de alguna manera mi desconfianza me lleve a dudar de cualquier nick femenino y yo misma he cerrado alguna puerta?

Vaya dilema…

La verdad, es que con alguno de esos nicks con los que he conversado en todos estos años, tampoco he visto la intención, el interés de conseguir “algo mas” (ese mismo interés que espero en cualquier sumiso), pero creo que por el hecho de ser un nick femenino, ya desconfío mas.

Otra cosa es, que ya cuando hablas con esa “supuesta sumisa” y se entera que tienes pareja, aunque aclares que no compartes sumi@s... Pues salga por patas (Yo tampoco lo veo tan complicado de entender… pero allá cada un@).

Es esto del camino bedesemero ¿eh?

7 sept. 2017

"El último semáforo".



Era el último semáforo antes de tomar la autopista que salía de Oviedo, y cambiaba a rojo justo cuando nosotros llegábamos.
Ahí estabas tú, en el paso de cebra, esperando para pasar.
Será que no hay sitios para cruzarnos y lo hacemos ahí, en el “último semáforo de Oviedo”.
Tu corbata, bien colocada como siempre. El maletín en la mano derecha… y de vuelta a casa.
Esa casa que tantas veces había visitado.
Y entre el lío del tráfico, el ruido de la ciudad… nuestras miradas se encontraron.
Tú estabas ahí, en el “último semáforo de Oviedo” y yo no pude evitar sonreír al verte.
Que poco duran a veces los semáforos y cuanto los recuerdos de lo vivido.
Cruzaste el paso de cebra… el semáforo empezó a parpadear y en ese instante fue suficiente para volver a mirarnos y compartir una sonrisa cómplice.
Y quien sabe si volveremos a encontrarnos… o tendremos que esperar a otro semáforo.



(Cualquier parecido con la realidad, es producto de vuestra imaginación)

5 sept. 2017

Vuelta ¿a la selva?



Y se acabaron las vacaciones!! Bueno o más o menos que aún queda alguna cosa por hacer y alguna visita con la que disfrutar.

¿Qué tal ha ido vuestro verano?

Así que estoy de vuelta. Bendita rutina ¡!