Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

9 dic. 2018

Desayunos sin Café.


Domingo, 7:15 de la mañana.

Me desvelo.

Vienen a mi cabeza una y otra vez imágenes de nuestra última vez.
Todas las veces que estamos juntos son especiales, pero las hay que por alguna razón permanecen más en la memoria que otras.

Tus gemidos, los olores…
… El “sólo un poco más”…

Las risas, las caricias, las miradas…
… Vamos a empezar de nuevo…

La tensión de tu piel, su color…
… Su calor… 

Ese juego infinito que solo nosotros somos capaces de crear…
… Mis dedos, tu piel ardiendo…

Tu respiración acelerada cuando te acaricio…

Miro el teléfono:
Tú también estas desvelado.

... ¿También pensarás en nuestra última vez?

10 nov. 2018

Vacaciones... ¿O no?


Se presentaba una semana muy intensa por delante.

Después de mis vacaciones “oficiales” me tocaba poder pasar una semana con él, en un pequeño pueblo cántabro.

Por primera vez en nuestra relación, sería él quien se encargaría de todo lo relativo al viaje.
El viaje fue muy entretenido, o al menos para mí,  creo que sus nervios queriendo que todo fuese perfecto no le dejaba relajarse del todo. 

La entrada a aquel pequeño pueblo era espectacular, rodeada de montañas y un rio que cruzamos varias veces disfrutando el paisaje. 

Cuando llegamos a nuestro destino, después de habernos perdido alguna vez por culpa del gps provocando varios resoplidos tras promesas de cobrarme la espera, se encargó de hacer el cheking en aquella preciosa casita y sacó todo lo que había en el coche necesario para aquella semana.

Mientras, yo paseaba conociendo un poco la zona, disfrutando de la tranquilidad de lugar y aprovechando para ver que “recursos” me ofrecía aquel sitio.

No tardó mucho en enviarme un mensaje para decirme que ya estaba todo listo y que… ” ya podía volver”. 

  -  ¿Ahora me dices tú lo que puedo o no hacer? Le dije según me abrió la puerta. 

Parece mentira como puede cambiar la cara de alguien con tanta rapidez. 
     
      -       Perdón, Mi Dueña.

Busqué la bolsa donde llevaba todo lo “divertido”…

     -    Desnúdate, vamos a empezar bien las vacaciones….

29 oct. 2018

FemoCrazy (Final)


Viene de:


Y


Y ya para dar por concluido este tema, y no proporcionarles ni un minuto más de publicidad (Aunque no tengo la menor duda, que las damas pertenecientes a este grupo, no consideraran mi blog entre algo digno de leer), voy a terminar dando mi opinión.

Antes de terminar quisiera mencionar, que cuando escribí las dos primeras partes relativas a esto de la “FemoCrazy” no había tenido lugar un desagradable suceso, o creo que el tono de mis post habría sido bastante diferente.

Una  persona a la que sigo en twitter, desde el más absoluto respeto y con toda la educación que la caracteriza expresaba su opinión contraria a este movimiento,  y a través de este hilo llegué a los tweets de otra twittera (a la que no se pq no seguía ya… )que expresaba lo mismo, igualmente con muy buenas formas. 

Parece ser, que a este grupo de “abanderadas” no les gusta que nadie les lleve la contraria y después de intercambiar unos pocos tweets, algunos de ellos bastante maleducados por su parte, (Y voy a dejar aquí, una definición que ampliaría gustosamente) bloquearon a las dos.



Ahora sí, mi opinión:

A mí me parece genial que la gente se invente los movimientos que les dé la gana, pero siempre que sean claros.

Jugar con algo como la FemDom, para montarse el rollo de la FemoCrazy, hablando de supremacías, derechos y gobiernos me parece absurdo.

Expresad claramente que lo único que os interesa es el dinero así sin más, y también podremos opinar sobre ello, pero no mezcléis churras con merinas.

Así podréis justificar, para quien os lo compre, que como mujeres tenéis el derecho de cobrar por cada una de las pajas que se hace un hombre, podréis inventaros cosas como el #MondayMasturbation en el que además de ser generosas por permitir una masturbación, el sumiso tendrá que pagar por ello.

Y podréis inventaros cualquier estupidez con la que el dinero salga de un bolsillo para que entre en el vuestro.

Pero no señoras (la minúscula no es un descuido), esto no tiene nada que ver con la FemDom. El hábito no hace al monje, eso dice un refrán muy conocido. Tampoco tiene que ver nada con luchas feministas ni con mejoras de la sociedad, ya que alguien que impone una realidad  ginárquica  únicamente para su beneficio económico lo único que promueve es una desigualdad social e interesada.

Creo que conceptos como lucha, igualdad, feminismo quedan muy grandes para ustedes y la verdad, es que por la parte que me toca, me avergüenza que se relacione la FemDom, que de alguna manera es lo que yo vivo, con vivir a costa de alguien. 

En vuestros argumentos vacios, os olvidáis a la par que menospreciáis  tanto a Amos  como a sumisas, por el simple hecho de que no os da ningún beneficio económico, que al final es lo único que os mueve.

Sólo hay que darse un paseo por vuestra cuenta y por todas las de las dominas que lo respaldan y curiosamente no hay ninguna que no establezca “una relación” si no hay dinero por medio. 

Y si, habrá sumisos que según vosotras defiendan vuestro movimiento… pero esto ya sería carne para otro post. 

Y mejor, lo dejamos aquí ya… cuando no hay nada bueno que decir, mejor no decir nada.

Cada cual con lo suyo efectivamente, pero mejor si vamos de cara y dejamos de entorpecer luchas tan importantes como las que muchas mujeres mantienen hoy en día sólo por este afán económico que sólo mueve a personas como vosotras, que ya dice mucho de quien hay detrás.


25 oct. 2018

He visto Sombras de Grey !!


Si… Lo confieso. 

Y además las tres películas. Arderé en el infierno Bedesemero.

Ya en su día había leído los tres libros. Tanta polémica y tanta gente hablando de cosas diferentes me hicieron querer tener mi propia opinión. 

Fueron lecturas fáciles, creo recordar que era diciembre y mi casa de entonces estaba en obras, así que tenía tiempo de sobra para no hacer nada. 

Los tres libros no me parecieron para tanto como se nos quería vender por ningún sitio. Ni tan escandalosos como se nos vendía desde fuera de la “comunidad bedesemera” ni tan perjudicial para nuestro “mundillo” como se decía desde dentro.

Para mí es sin más una novela erótica que sí, habla un poco de BDSM. 

Ni ella me parece una víctima, ni él un enfermo mental (Qué facilidad tenemos para dar diagnósticos psiquiátricos sin ser profesionales, y sólo por lo que nos quiere contar una autora de un personaje de ficción). 



Y sobre las películas, tres cuartas partes de lo mismo. Mucho menos explicitas, por aquello de no ofender sensibilidades al espectador… Una hipocresía sin duda,  no creo que en películas gore tipo Saw (que me encanta, por cierto), el espectador no espere ver mucha sangre derramada, pero en esta trilogía si se espera ver poco BDSM, no vaya a ser que se asuste alguien (Sobre todo ese grupo tan amplio de mujeres que se supone que se han sentido tan atraídas por esto de la dominación, y que a raíz de leer el libro han querido ser sumisas). 

Mucho folleteo, pocos azotes y más de una película de humor que de D/s, al menos para los que sí que vivimos esto en nuestro día a día.

No pagué en su día para ir a verla al cine, ni lo haría ahora.  Como película de una noche de domingo de esas que dan en un canal público, tampoco esta tan mal. Seguro que a más de uno le anima la velada.

22 oct. 2018

Una de mensajitos.


Regreso de vacaciones. Que pronto se acaba lo bueno y volvemos a esa rutina que a veces nos carga tanto.

Me siento al pc y empiezo mi ronda casi diaria. Correos, blogs, foros… Y mensajes.
Y me encuentro con esto:


“Hola Ama...

Soy un chico joven de 27 con la polla grande (o eso me han dicho) y muy muy obediente, con experiencia...me gusto mucho tu perfil y estoy buscando nueva ama.
Necesito una mujer echa y derecha que sepa someter a un niñato como yo, soy obediente pero a veces me pongo un poco rebelde, me gusta portarme mal.

Mi anterior ama tenia 39 años y sabia como tratarme. Me vendaba los ojos, me ponia la correa y me tenia de perrito. Cuando ella queria solo tenia que tirar de la correa me agarraba el pelo y tenia que comerle el coño quisiera o no...me escupia en la boca, me daba vino de su boca, alguna bofetada cuando me portaba mal....ella no se depilaba el coño que para algo era una mujer y no una niñata de mi edad que no sabe follar.

Espero tu respuesta...tu esclavito joven te espera.” 



Es la muestra de uno de los tantos mensajes que recibo cada semana. La mayoría del mismo estilo. Mensajes vacios, llenos de lo que probablemente sólo son fantasías y pocas realidades.

En fin “chico joven de 27 con polla grande”, que mensajes como el tuyo son los que están directamente relacionados con el botón de “eliminar mensaje”. No me molesto ni en mirar el perfil que puede haber detrás, ya que si tú mismo consideras que esa es tu mejor presentación, yo no voy a intentar saber más.

Estos mensajes me resultan realmente desagradables, no me acostumbro a ellos a pesar de que son de los que más recibo. No entiendo como alguien piensa que enviando esto, puede llegar a generar algún interés en la persona que está detrás de un perfil.

Siempre digo que para apreciar lo bueno hay que conocer lo malo, pero ¡¡ Ya lo tengo bastante conocido!!