** Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme. **

Como Lo Veo

Para gustos los colores… en este mundo pasa lo mismo. Cada uno tenemos unas ideas, vemos y sentimos de una manera diferente.
Si algo tengo claro, es que cada relación es única y que solo las personas que la mantienen saben como quieren vivirla. Desde fuera solo podemos observar y opinar, pero siempre con respeto. ¿Qué seria de nosotros, si viéramos todo de la misma manera? Que aburrido ¿Verdad?
Realmente siempre me ha importado bien poco lo que opine la gente de mí y de lo que hago. Si algo tengo claro es que mientras quien lo haga conmigo este de acuerdo el resto de opiniones me dan absolutamente igual. Cada uno en su casa sabe lo que hacer.
Yo distingo entre BDSM y D/s. ¿Por qué? Creo que el BDSM implica muchas cosas que no tienen que ver las unas con las otras… por ejemplo, a alguien que le guste el Bondage  no tiene por que ser Dominante o un masoquista no tiene que ser sumiso. Yo practico D/s, creo en el poder de la mente y creo firmemente que a través de la mente se pueden conseguir mil y una cosas.
El pretender juntar tantas prácticas en un solo término ha dado lugar a que mucha gente con gustos sexuales “poco corrientes” hayan dado rienda suelta a su fantasía escudándose en que son practicantes de BDSM y da la impresión de que aquí cabe cualquiera.
Lo más importante en este mundo, es el respeto y lamentablemente se ha olvidado.
Para mi la D/s es un intercambio de placeres. Sin duda, ambas partes aportan algo a la relación. Y si no es así, es que algo falla.
La parte Dominante, ha de meterse en la cabeza del sumis@ siempre respetando sus parcelas privadas. Y conseguir que disfrute y se entregue sin necesitar un contacto físico.
Explico esta parte… Muchos “Am@s” están acostumbrados a decir:
“una buena sesión de fustazos y veras como obedeces”
Yo no creo en esto, para mi el fustazo es una manera que yo tengo para sentir placer y he de conseguir que a través de la mente el sumiso me entregue su cuerpo, aunque sea aceptando el dolor que uno, cinco o cincuenta fustazos le producen.

“Domina la mente, y dominaras el cuerpo”