Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

3 ago. 2017

Juntos, pero no revueltos



 A raíz del post de “Feelings” y de un comentario de  _alyssita_ se me abrió la posibilidad de escribir algo más sobre sentimientos…  Y en concreto, de los que mencionaba en el primer “apartado”. 

Como describía en ese post cuando te encuentras con alguien con el que esa sensación de que todo fluye, no puedes evitar querer mas y descubrir donde puede llegar la cosa.

_alyssita_ hablaba en su comentario de que a veces, a pesar de que existe ese “buen feeling” inicial al final te terminabas dando con la pared y de qué hacer para evitar esto. 

 Ahí no pude evitar pensar en el porqué  de esa necesidad y rapidez   que nos autoimponemos de “juntar caminos”.  En cierto modo, y como también hablé en “Adictos al sentir”, cuando algo nos gusta, lo queremos para ayer. Si nos pasa con la comida, ¿cómo no nos va a pasar con algo que aporta tantas y tan buenas sensaciones?


 Y creo que la cuestión que debemos aprender (por complicado que sea) es ser capaces de caminar juntos pero separados.  Posiblemente lo haya dicho ya en alguno de mis post, pero tenemos que saber disfrutar de ese “camino” que se recorre hasta llegar a lo que vemos como meta.

Al compartir esos “caminos separados” podremos disfrutar del mismo paisaje, ver las mismas cosas, charlar mucho durante lo que andemos, compartir experiencias en ese camino, incluso caernos y buscar la manera de levantarnos. Es decir… conociéndonos que al final es lo único que importa para lo que vendrá o no después.

Y será en este camino, paralelo pero separado, cuando nos demos realmente cuenta de si queremos que llegue el momento en el que nuestros caminos se crucen… para seguir caminando juntos o quizás no. Y hasta puede que se crucen en un momento dado, y sigan por separado para volver a juntarse cuando sea necesario.



Porque si algo he aprendido en estos pocos años, es que todo tiene su momento… 

No podemos correr sin calentar, o nos lesionaremos. Y en cuestión de sentimientos la lesión puede llegar a ser muy jodida. Así que en nuestro camino hacia una relación, tenemos que aprender a “calentar” y saber que esto no cae en saco roto, si no que es la mejor manera de recorrer ese sendero que nos lleva a una meta tan satisfactoria.
 

No hay comentarios: