Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

27 jul. 2017

Adictos a Sentir



 ¿Pueden las sensaciones que vivimos dentro de la D/s crear adicción?

Casi nada ¿verdad? 

Ya hace unos días, conversaba yo con un gallego con el que en poquito tiempo, ha surgido una complicidad de esas “raras”, sobre esto de ser “Adictos al sentir”.

Charlas largas, sobre lo divino lo humano y lo casi imposible… y de alguna manera extraña, llegamos a la conclusión de que esas sensaciones que encontramos en la D/s causan un tipo de adicción.

Era un sentimiento que ambos compartíamos: esa necesidad por sentir aquellas cosas que nos encendían mentalmente y que tanto nos apetecía revivir.
 
También hablamos sobre las “marcas” internas que dejaban ese tipo de sensaciones, “marcas” que te llevaban una y otra vez a ese instante donde fueron vividas.

Si… por suerte tengo dentro de mí  unas cuantas de esas marcas y creo que por eso soy muy afortunada.

¿Se puede ser adicto a la D/s? Bueno, yo creo que de alguna manera sí. Quizás y como todo, hay que saber llevarlo y que no te lleve a ti. Saber que una relación D/s te aporta todo ese tipo de sensaciones, que no encontrarías en otro tipo de relación, es algo fantástico y que no podemos evitar desear, pero tampoco quiere decir que lo consigamos con el primero que pasa.

Sin duda esta sensación se magnifica, cuando das con alguien con el que conectas, con el que te encuentras hablando de cosas que con otra persona habrías tardado un mundo y con el que no puedes evitar dar un paso más y tirar de la cuerda un poco… O arrinconar una y otra vez.

¿Adrenalina? ¿Puede que la D/s active esta hormona y nos haga sacar instintos más profundos y placenteros? ¿Por eso queremos repetir una y otra vez?

Sinceramente, no sé que será pero sí que no quiero perderme esas sensaciones... y menos si vienen de tierras gallegas.
Aunque lleguen cuando tengan que llegar.



1 comentario:

_alyssita_ dijo...

No se si es adicción o q... pero si recuerdo las palabras q me dio una vez un amigo Amo y q pensé q no le tendría q dar la razón pero si... En un momento de esos de tu vida en q te desilusionas por cosas q pasan o por una ruptura, mala experiencia lo q sea... yo dije, dejo esto, no es para mi, no valgo para la D/s y a partir de ahora solo relaciones vainillas... Este amigo me dijo... no podrás dejarlo por mucho q digas q si, porque eres lo q eres y por eso no puedes dejarlo, no puedes dejar algo q es parte de ti.
Y cuanta razón tenía, no pude dejar este mundo, no pude dejar de sentirme y ser sumisa, porque esas sensaciones, sentimientos... no los encontraba fuera de aquí y porque como si de una droga se tratara no podía alejarme de todo esto.