Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

6 oct. 2016

En tus ojos...

Ciertas normas de esto llamado BDSM, o D/s… O FemDom siempre me han dado mucho repelús.

 Hoy vamos con esa de… “No me mires a los ojos”.

 Hace unos días en una “conversación” por twitter a mi interlocutor le pareció raro que “permitiera” que mi sumiso me mirara a los ojos. Me explicó que estaba acostumbrado a todo lo contrario en sus anteriores relaciones, aunque en sus palabras algo me decía que le hubiera encantado hacerlo.

Y no, yo no tengo esa norma… Más bien todo lo contrario.

Podría decir incluso que necesito verle, mirarle a los ojos y que me mire. Hay tanto en una mirada… Y si tu sumiso mira al suelo, te lo pierdes… Y esto de ser tan egoísta hace que no me guste perderme nada y menos si tiene algo que ver con quien es mío.

 En una mirada hay miedo, ganas, incertidumbre, paz, deseo…

Pero hay que saber verlo y creo que es aquí donde esta la razón de que no se permita en muchos casos. Primero en la falta de capacidad de muchas personas y, me parece más preocupante, la falta de interés por conseguir esa capacidad.

Al final, tengo la sensación de que en muchos casos lo que sienta el sumis@ importa bien poco. El interés del Dom siempre está por encima, así que ¿para qué van a molestarse en averiguar cuánto y qué es capaz de transmitir su sumiso? Pero creo que este sería tema para otro post, y no para este que va de miradas.

 Así que si, mírame…
 mírame a los ojos siempre que quieras…
 Busca mi mirada si te apetece…
Intenta averiguar que hay en ella…
Y no dejes de mirarme mientras te disfruto...



Al menos… hasta que me apetezca que dejes de verme.

4 comentarios:

Desconcertante dijo...

Un aplauso :)

analia dijo...

Los ojos, la mirada, es una forma de expresión y comunicación íntima entre dos personas que se quieren. Con ella se expresan sentimientos en la vida, sean cuales sean estos.
Y acaso la D/s no es vida? No son sentimientos? Entonces porque no vivir y sentir dentro de la D/s?
Es cierto que para que las miradas funcionen se necesita una cosa imprescindible entre Dominante y sumiso y es el conocerse intensamente de tal forma que la complicidad fluya por los ojos...
Esto no quita que en el momento que esos mismos ojos Dominantes lo digan.... el sumiso agache los suyos.
Siempre un placer, AMAISTHAR

AMA ISTHAR dijo...

Gracias...
A ver cuando me lo das en directo.
;)

Anónimo dijo...

Y q hay de malo con mirar a los ojos? Y sino te lo permiten y lo haces para desafiar...lo divertido q es? Una mirada dice mucho mas q mil palabras.