Te haré Sufrir, Te haré llorar.... Vas a Necesitarme.

29 may. 2016

¿ Competir o Ganar ?



“Que lastima que tenga sumiso”

Cuantas veces habré leído esto de los dedos de algún “sumiso” que pensaba tener alguna opción de quien sabe qué. 

Parece que para algunos ver cierta competencia les acojona demasiado y prefieren no sacar sus “armas de seducción”  y yo que lo siento tanto (Ironía… por si alguien no lo había notado).

Pero a estas alturas de la película… ¿de verdad compite un sumiso con otro? Y pregunto  más ¿es necesario?  Y ya que nos ponemos… ¿también con el que ya tiene su sitio?

Siempre he creído que cada sumiso, en el caso de tener una relación con varios, ocupa su sitio. Lo que uno te aporta no tiene que ser lo mismo que te aporte el otro, incluso aseguraría que si fuera lo mismo seria aburrido ¿para qué tener lo mismo dos veces?

Entrar en competir  con el que está o con los que podrían estar es perder el tiempo, y sobretodo fuerzas para centrarse en hacer bien lo que uno mismo podría hacer. Los hay que por suerte se dan cuenta y se ganan su propio camino, con sus detalles y su “trabajo” otros, prefieren dejar que la suerte entre en el juego o más bien, esperan el milagro de que pase algo sin hacer absolutamente nada. 

Cada vez soy más consciente de que la meta para muchos es tener un collar o ser sumiso de, y se olvidan de lo importante que es el camino previo, que sirve para conocerse y ganarse el uno al otro. 

“Soy sumiso y tu Ama”… ¿ya está todo, no?  Hace un rato hablábamos sobre la importancia de una buena “conquista”, vamos a ver no espero que un hombre montado en su caballo venga a rescatarme… (Ni en el famoso helicóptero) pero si le doy mucha importancia a los detalles. Ese mensaje por la mañana dándome los buenos días y el de por la noche, un correo (o 1.200) molestándose en darse a conocer, compartiendo sus opiniones e interesándose por las tuyas. Quizás son esos pequeños detalles los que resultan las mejores armas de conquista. 

Simplemente “savoir faire”.

En fin, como muchas veces he dicho ya por aquí, lo mío es disfrutar de los pequeños sorbos, si me dan la botella entera de buenas a primeras, me emborracharé y solo tendré ganas de dormir y no de seguir probando.


No hay comentarios: